top of page

¿Qué tan seguido caes en las famosas compras compulsivas?


¿Te ha pasado que has comprado algo sin detenerte a pensar, cómo impacta ese gasto en tus finanzas, qué uso le vas a dar, dónde lo vas a guardar? Es imposible no comprarlo porque además está a meses sin intereses!!!!


Estás son las famosas compras impulsivas, por más atractivo que parezca una oferta, un artículo o un viaje, lo que sea que estés comprando, es necesario que te detengas a pensar cómo vas a pagar y que esto no tenga un impacto negativo en tus finanzas.


Las compras impulsivas tienen mucho que ver con las emociones por eso es importante que hagas conciencia de lo que estás sintiendo en ese momento y la razón por la que quieres realizar esa compra, ¿en realidad la necesitas?, ¿es de verdad una gran oportunidad?, ¿es el mejor precio que puedes conseguir? Si no es así es mejor detenerse y evaluar la emoción que te está llevando a esa compra y si es posible aplazar. En un estudio que hizo Coru, se descubrió que el 82% de las personas se arrepienten después de haber hecho una compra impulsiva, ¿coincides con esto, de qué compras te acuerdas que te hayas arrepentido?


Seguramente se te vinieron a la cabeza más de una, en lo personal te cuento que hace ya varios años hice una compra que inmediatamente que salí de la tienda dije, “¡qué acabo de hacer!”, jaja no fue nada grave pero compré una crema para ojos de una marca carísima que me vendió la señorita en una tienda departamental, y aunque no fue precisamente por impulso, fue una compra innecesaria porque no supe decirle a la vendedora “no gracias”. Para que no te pase como a mi, te doy unos tips para evitar en la medida de lo posible éstas compras impulsivas:


  1. Cuando salgas de compras siempre lleva una lista de lo que necesitas y haz un presupuesto, ¡apégate a él!

  2. No salgas de compras cuando te sientas triste o con alguna otra emoción fuerte.

  3. Si es una compra que requiere un gran desembolso procura consultarlo con la almohada, mejor sal de la tienda sin comprar y evalúa al siguiente día, te aseguro que tendrás otra perspectiva.

  4. Si existe algún descuento, no te dejes llevar por eso, enfócate en lo que vas a pagar para que evalúes si es adecuado.

  5. Trata de usar más dinero en efectivo, de ésta manera tendrás un límite físico en lo que podrás comprar.

  6. No está mal que de vez en cuando te des un capricho, pero trata de que esté dentro de un presupuesto que sea manejable.


Con éstos consejos espero que puedas manejar tus impulsos de compra y que tus tarjetas y finanzas no sufran las consecuencias.


14 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page