Ideas para reducir tus gastos semanales

Actualizado: hace 4 días

“De poquito en poquito se llena el jarrito”, decía mi abuelita Lupita y sí!... sin embargo también te digo que ese jarrito se puede vaciar si no controlamos los gastos hormiga.

Los gastos hormiga son aquellos consumos que realizamos de tal forma que parecen no ser importantes, pero que sin embargo, ocurren de manera constante y repetitiva y sobre todo, sin control.

Eso es lo peor que te puede pasar si estás tratando de mejorar tus finanzas personales, ya que a la larga representan una fuga importante de tus ingresos. Son tan silenciosos, que muchas veces te preguntas por qué razón es que, por más que te esfuerzas, no consigues sacar ese extra al mes que te has fijado como meta para ahorrar.


Y aquí es en donde debes de realizar un análisis detallado sobre cuáles son tus gastos semanales. Y te propongo que ahora mismo abras un espacio para registrar ‘de pe a pa’ todo lo que sale de tu cartera (en efectivo y tarjetas de crédito incluidas), y empieza a detectar todas tus salidas, incluso aquellas que crees que no te afectan, como las moneditas y/o billetes que tienes en tu carro para “lo que se ofrezca”.


Te sorprenderás cómo poco a poco, todo va sumando. Seguramente te habrá pasado que vas al súper sin tener una lista específica de tus compras y al final te llevas un susto de ver lo que tuviste que pagar. Algo parecido sucede cuando compras tu café de la mañana, tus cigarros, pides tu comida a través de aplicaciones, y luego al final del día para relajarte un poco, entras a tu celular y terminas comprando ese suéter para tu perro que te encantó en Shein, o ¿Qué tal todas las aplicaciones a las que estás suscrito para tener los mejores programas que casi nunca tienes tiempo de ver?


Pero no te preocupes que no todo está perdido, lo más importante es que hayas identificado tus gastos hormiga y entonces sí, podemos tomar cartas en el asunto. Ten en cuenta que nunca vas a poder eliminarlos de manera definitiva, ya que siempre “es sano” destinar una cantidad para esos gustitos que son importantes que tengas de vez en cuando. Lo importante es que los tengas controlados e incluso, los tengas considerados con un límite, en tu presupuesto semanal.


Entonces, bájale a tus compras por internet, bájale a tu café y comidas diarias y elimina tal vez una o dos suscripciones que no te aportan nada.


Otra cosa que puedes intentar, es reducir este tipo de gastos al menos durante un cierto tiempo, por ejemplo 2 semanas, y observa qué tanto lograste en ese tiempo. Te aseguro que cuando lo hagas, te quedará una “sensación de poder”, que ¡Seguro te motivará a continuar vigilando tus gastos!


Toma la opción que más te parezca apropiada, lo importante es que no permitas que los gastos hormiga terminen con tus planes de ahorro. Busca algo que te motive para seguir ahorrando y con el tiempo ¡Verás que podrás incrementar tu capacidad de ahorro para objetivos más grandes en tu vida!




101 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo